”instagram”  ”facebook”   ”twitter”                        

La transparencia de Margarita

 


Margarita se inspiró en mi ilustración "Introspección" y esto es lo que escribió:



La espera...

La ilusión la llenó cuando le conoció. Sintió esas mariposas que dicen que aletean en el estómago del enamorado. Alimentó las ganas con la ilusión de todas las historias de amor que la habían acompañado a lo largo de su vida. Páginas y páginas de historias de amor que la habían llevado de la mano a lo largo de su adolescencia...
Cuando le vio, supo que era él. 
Su voz, sus ojos, su amabilidad, su tacto...
Se dejó conquistar y le dio el sí más rotundo a una nueva vida, donde un bonito anillo descansaba en su dedo anular. 
El primer "NO" fue suave. Llegó cuando el viento levantó su falda mostrando parte de sus bonitas rodillas. 
El segundo "NO" llegó con una sonrisa amable, en la que se le negaba que continuase con sus amistades de siempre, para nada aconsejables en su nueva condición de mujer casada.
El tercer "NO" llegó cuando quiso trabajar y ser una mujer independiente de forma económica. Ese "no" llegó con tanta fuerza, que se le marcó en el rostro...
El último "NO" llegó en forma de sacudida violenta que la arrojó al suelo, privándola de ilusiones, anhelos, esperanzas y vida...

Y ahí fue cuando comenzaron los "SÍ". 
Sí a tener miedo, pero enfocarlo.
Sí a luchar contra la flor que se había convertido en espada.
Sí en volver a respirar.
Sí en recuperar la calma...
Fue ardua la batalla.
Y casi pierde la vida.
Pero... logró enfrentarlo, convirtiéndose el monstruo gigante en un cachorro que gimoteaba.
Ella venció la batalla.
Solo quería... su vida de nuevo.
Ahora, se la ve calma, serena, hermosa en su mera compañía. 
¿Solitaria?
Más bien, saborea con calma la vida. 
¿El amor?
Sigue en ella. Se llama... autoestima.


¿Quieres saber más sobre Margarita? Puedes averiguarlo pulsando AQUÍ

@margaritahanspalmero




2 comentarios: